Video con la Historia de Guatemala en Décimas Visualice acá

lunes, 18 de octubre de 2010

De Pablo León para Chile

Este año ha sido uno de grandes sucesos para nuestros hermanos chilenos, primero nos unió el llanto por el dolor de una horrible catástrofe, ahora nos vuelven a unir las lágrimas pero de alegría por el rescate de los 33 mineros y Pablo León aprovecha este emotivo momento para hacerse presente con estos versos.

1

A Chile que en los primeros
países del mundo está,
un nuevo bastión le da
el triunfo de los mineros.
Históricos pregoneros
de la grandeza chilena,
porque después de la escena
digna de mundial proclama,
el desierto de Atacama
de vegetación se llena.

2

En este acontecimiento
que el mundo ha reconocido,
los mineros han tenido
un segundo nacimiento.
Chile suspira contento
por la obra milagrosa
y con la fe religiosa
tan profunda como el hoyo,
hay que aplaudir el apoyo
del presidente y su esposa.

3

Estuvo con un sentido
de lo que un milagro es,
el número treinta y tres
varias veces repetido.
Cristo estuvo contenido
en toda la operación
y los mineros que son
hombres felices que ascienden,
si de algo nuevo dependen
es de una resurrección.

4

En esa histórica lista
donde está cada minero,
aplaudimos del primero
al último rescatista.
son parte de la conquista
del milagro realizado
y autoridades que han dado
pruebas de fidelidad,
con firmeza y voluntad
estuvieron a su lado.

5

Y después de este desfile
por el grupo rescatado,
todo quedará grabado
en la memoria de Chile.
Y para que se asimile
por todos la fecha esta,
ya concluida la encuesta
hasta el último minero,
chilenos y el mundo entero
se declararon de fiesta.

6

Con que profunda alegría
igual que en un nacimiento,
se vio aquel pueblo contento
cada vez que uno salía.
La felicidad se hacía
una estrella en cada mano
y gracias al Soberano
que no los abandonó,
la mina se convirtió
en un manantial humano.


Pablo León
10-13-10