Video con la Historia de Guatemala en Décimas Visualice acá

jueves, 19 de junio de 2008

Fruto Prohibido

Un homenaje vocal, no porque sea poesía de tradición oral sino porque es un canto panegírico a unos labios seductores, con texto y fotografía de Roberto Cifuentes y con la respuesta del Maestro Modesto Caballero.


Ya tus labios me enloquecen,

son ese fruto prohibido

y me siento confundido

ya que no me pertenecen.

Mis recelos me amanecen

al volver a ver tu risa,

no obstante pase de prisa.

Pobre alma ilusionada,

de tu boca enamorada,

delira un beso en la brisa.



También a mí me enloquecen

esos rojos seductores.

Parecen mil resplandores

de mil noches que amanecen.

Esos labios me estremecen,

dime poeta, ¿qué diosa

posó con su misteriosa

sonrisa para ese instante?

¡Oh Dios!, ¿por qué tan distante

su néctar de mí se posa?



.