Video con la Historia de Guatemala en Décimas Visualice acá

domingo, 29 de junio de 2008

Para Carmen



El poeta bayamés, José Joaquín Palma, no dudó en 1878 escribir sus versos a la joven señora Camen Zayas de Martí. Y es que Palma escribe en el Álbum de la señora de Martí, como lo habían hecho Peón y Contreras. Agustín G. Cuencia y otros, pero faltaba la estrofa de un poeta cubano, que evoque los murmullos del Almendares, el sollozar de las fuentes, y así lo advierte Palma, diciendo que ese álbum encierra colores y aromas. En esa época, José Martí regresó a Guatemala, después de haberse casado en México, con la señorita Zayas Bazán

“¿Lo ves, Carmen? ¡Cuán doliente
cercada de duras rejas
se deshace el triste quejas
como una esclava de oriente!
pero en su mano candente
una copa cineraria,
do se quiebra en luz varia
de lánguidos resplandores
en cinco haces los fulgores
de la estrella solitaria.

¡Más no ha muerto, hirviente humea
en su destrozado seno,
sangre del bravo, del bueno,
que el aire apenas orea!
La América vitorea
sus ansias desesperadas;
y entre rojas llamaradas
con que su martirio abona,
luce al mundo su corona
de ciudades incendiadas…”